Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Nerpio: un museo al aire libre

Albacete

Nerpio es una población de excepcional belleza natural, en un paisaje dominado por la sierra de las Cabras y bañado por las aguas del río Taibilla, en cuyas orillas se conservan inicios de una ...
11
55km
-
Molino de las Fuentes
3.3km
Ruta del Zarzalar
11.4km
Embalse del Taibilla
15.1km
Plantón del Covacho
5.6km
Castillo del Taibilla
8.9km
Mirador Puntal de la Vieja
10km
Sierra de las Cabras

Nerpio es una población de excepcional belleza natural, en un paisaje dominado por la sierra de las Cabras y bañado por las aguas del río Taibilla, en cuyas orillas se conservan inicios de una larga historia de poblamiento humano. Está incrustada en la cuña que forman las provincias de Albacete, Granada, Jaén y Murcia, una encrucijada de caminos que sin duda ha influido en el carácter hospitalario de la gente de Nerpio, sus tradiciones, su habla… una mezcla de costumbres y culturas que hacen más interesantes los aspectos etnográficos de la villa.

 

Todo ello nos proporciona variadas opciones para el turismo: naturaleza a raudales, actividades como el senderismo o el ciclismo, patrimonio cultural de gran valor...

 

Comencemos por el arte rupestre de la zona. Aquí está el 70% del existente en la región, diseminado en más de 70 manifestaciones diferentes. Bajo el nombre administrativo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica, estas pinturas están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

Un rosario de abrigos atestiguan el pasado prehistórico del lugar con unos documentos particularmente valiosos. Más de treinta estaciones con arte rupestre prehistórico Levantino (10.000-6.500 años antes del presente): el Abrigo de la Hoz, el Abrigo de Viñuela, el Abrigo de los Ídolos, el Abrigo de los Sabinares…Entre todos ellos destaca el conjunto de Solana de las Covachas, con 200 representaciones de arqueros, mujeres y la clásica fauna de este arte (cabras, ciervos, toros y caballos). También el Torcal de las Bojadillas, con centenares de figuras, como otro gran conjunto que conserva las expresiones creenciales de los últimos grupos cazadores-recolectores. Un arte figurativo con una técnica de ejecución singular, mediante las plumas de aves y consiguiendo el trazo de pluma levantino, única en Europa occidental.Los grupos productores neolíticos expresaron parte de sus creencias a través de la pintura mediante motivos abstractos (trazos, puntos, máculas...): el llamado arte esquemático (6.500-3.200 años antes del presente), del que el término de Nerpio ofrece también un excelente muestrario. Cabe destacar, entre varias decenas, el Abrigo del Castillo de Taibilla y el propio Solana de las Covachas, en sus abrigos III, V, VI y IX.

 

IMPORTANTE: sólo se puede acceder hasta allí contratando la visita guiada en la oficina de turismo.

 

En los alrededores de Nerpio tenemos gran variedad de posibles visitas. Son muchas las rutas de senderismo que salen desde el mismo pueblo.

La más sencilla y accesible, de unos 4 km, es la que nos lleva al Molino de las Fuentes, el lugar donde nace el arroyo que va por el centro el pueblo, el Acedas. Es una zona de recreo, con merenderos y un bonito refugio.

 

La ruta del Zarzalar, de unos 8 km, nos lleva por la ribera del río (o literalmente sobre él) hasta la aldea de Turrilla, en un precioso recorrido por el fondo del valle.

 

Acercarnos en coche al embalse del Taibilla puede ser otro buen plan para disfrutar de bellos paisajes que fotografiar, para la observación de aves y la práctica de la pesca.

 

Pero en media jornada de coche, hacia el sur, podemos hacer un camino con un destino y unas breves paradas espectaculares. Nuestro destino es la Reserva Natural Sierra de las Cabras, a 30 km de Nerpio.

 

Al poco de salir del pueblo hacia la aldea de Pedro Andrés, en el margen izquierdo, nos encontramos el Plantón del Covacho, un paraje presidido por un nogal de unos 500 años de antigüedad que hace unos años se secó. Se conserva el tronco para poder contemplar las dimensiones que tuvo.

 

Pocos kilómetros más adelante, el castillo del Taibilla es uno de los mejores castillos y más grande de la sierra de Segura; una fortaleza musulmana construida entre los siglos XI-XV que servía como frontera de la cristiandad con el reino de Granada y seguro fue testigo de muchas escaramuzas; está situado encima de un peñón desde el que tenemos unas impagables vistas del valle del Taibilla.

 

Siguiendo nuestro camino, pararemos en el mirador Puntal de la Vieja. Desde la cima hay vistas espectaculares del Barranco del Artuñio, Pico de la Sagra ya en Granada, Sierra de las Cabras y los Calares del Mundo y de la Sima. Está situado en la carretera que une Pedro Andrés con la aldea de Cañadas, en el margen derecho de la carretera.

 

Y llegamos hasta la sierra de las Cabras. El auténtico techo de la provincia manchega: su pico Atalaya alcanza los 2.082 metros. Las vistas en la ascensión de la sierra dejan sin aliento. Y sus cumbres se conservan casi vírgenes. Para contemplar esta zona basta con acercarse hasta las pedanías de Las Cañadas y Fuente de la Carrasca.

Recomendaciones para el viaje

Es obligatorio consultar siempre la meteorología antes de iniciar cualquier trayecto.

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2019. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha