Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

La Manchuela conquense

Cuenca

La Manchuela Conquense ofrece un paisaje de fuertes contrastes: grandes llanuras agrícolas y las profundas hoces del río Júcar y Cabriel, de los ríos Mira, Agua y Cerrada y una amplia lista de ...
143
49km
-
Iniesta
18km
Villanueva de la Jara
17.3km
Motilla del Palancar
13.1km
Campillo de Altobuey

La Manchuela Conquense ofrece un paisaje de fuertes contrastes: grandes llanuras agrícolas y las profundas hoces del río Júcar y Cabriel, de los ríos Mira, Agua y Cerrada y una amplia lista de manantiales, fuentes y molinos de agua. Además, como tierra de paso entre el levante y la meseta que ha sido para todas las culturas a lo largo de la historia, en el patrimonio local quedan bellas muestras de fortalezas, castillos, palacios e iglesias.

 

Comenzamos este viaje en Iniesta. En su histórica Ermita de la Concepción se halla el Museo Arqueológico, que expone interesantes hallazgos romanos e íberos de los yacimientos del término municipal. De sus fondos sobresale un mosaico íbero de cantos pintados fechado en el siglo V a.C. que representa a una diosa sedente y es uno de los más importantes de Europa en su género. El viaje al pasado se completa con la visita al yacimiento urbano de Punta del Barrionuevo, del siglo II a.C., con una interesante necropólis de estructuras tubulares.

 

En el casco urbano destaca la iglesia de La Asunción (XVI al XVIII). El templo alberga una excepcional custodia del XVI obra del gran orfebre conquense Francisco de Becerril. Las casas blasonadas de la Inquisición, de Pedro I El Cruel y el Palacio de Enrique de Aragón, actual sede del Ayuntamiento, son también edificios notables.

Nuestra siguiente parada, a 18 kilómetros, es Villanueva de la Jara. Primera productora de champiñón en España y pionera por ser la primera localidad que lo cultivó de forma profesional en la década de los 60. Qué mejor sitio para degustarlo y comprarlo. 

 

Villanueva de la Jara conjuga un importante patrimonio histórico-artístico en el que detenerse. La plaza Mayor, renacentista; el ayuntamiento, del siglo XVI; la torre del reloj, el Pósito y el primitivo concejo y Cárcel Real... la Posada Massó, el palacete Villa Enriqueta. Numerosas casas señoriales de los siglos XVI, XVII y XVIII adornadas con portadas, balcones, blasones y rejas se diseminan por sus calles.

 

Mención aparte merece la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, de la que se ha llegado a afirmar que es la mejor iglesia de la provincia de fines del gótico y es conocida como «La Catedral de La Manchuela». Entre las portadas destaca por su calidad la Norte, de estilo manierista. Del interior es imprescindible citar el retablo del Altar Mayor, una colosal obra barroca en la que el horror al vacío se combate con detalles llenos de belleza y magnas propuestas como una gigantesca escultura de San Julián. De las capillas, tres se distinguen especialmente: la de la Inmaculada Concepción, con retablo de transición del gótico al renacimiento, la de la Virgen del Rosario, con una preciosa cúpula, y la de la Virgen del Pilar, que alberga otro retablo del XVI.

 

En la localidad jareña perviven con fuerza las huellas de Santa Teresa de Jesús. Allí está situado uno de los diecisiete conventos que la andariega abulense fundó a lo largo de su vida, el de Santa Ana. El recinto continúa habitado por monjas carmelitas descalzas más de cuatro siglos después y, además de su valor histórico y espiritual, regala al viajero una iglesia renacentista con una magnífica techumbre de madera.

 

La plaza Mayor, conformada en el siglo XVI, está plena de armoniosa elegancia. A ello contribuyen el antiguo pósito, la posada Massó y sobre todo el Ayuntamiento, magnífico ejemplo de arquitectura renacentista.

 

El camino nos lleva hasta Motilla del Palancar, cuya Parroquia de San Gil tiene dos atractivas portadas del Renacimiento y la Casa de los Luján una extraordinaria rejería.

 

En Campillo de Altobuey, final de nuestro recorrido, el convento de San Agustín es un ejemplo soberbio de barroco, un imponente conjunto en el que conviven iglesia, museo y plaza de toros: donde estaba el antiguo claustro encontramos ahora una plaza de toros y la iglesia acoge también un Museo Etnográfico.

 

En la plaza principal se encuentra la Parroquia de San Andrés (siglo XVI), con ricas pinturas murales y una esbelta torre. Valiosa es la ermita de La Trinidad, con artesonado renacentista, y el antiguo hospital, reconvertido en centro cultural.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Cuenca (Ayuntamiento)
Plaza Mayor, 1
16001 Cuenca
969 241 051
Información adicional
Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2020. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha