Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Granátula de Calatrava: arqueología y volcanes

Ciudad Real

Granátula de Calatrava se encuentra situado en el valle del Jabalón, a tan sólo 28 km de Ciudad Real, en plena comarca del Campo de Calatrava. Hablar de Granátula es hablar de arqueología por ...
127
19km
-
Granátula de Calatrava
5km
Santuario de Nuestra Señora de Oreto-Zuqueca
6.3km
Río y embalse del Jabalón
6.9km
Cerro de La Encantada

Granátula de Calatrava se encuentra situado en el valle del Jabalón, a tan sólo 28 km de Ciudad Real, en plena comarca del Campo de Calatrava. Hablar de Granátula es hablar de arqueología por los numerosos yacimientos del término, huellas de las diversas culturas y pueblos que se sucedieron en la Prehistoria y Historia. Hablar de Granátula también es hablar de volcanes, unos de origen magmático y otros por explosiones freatomagmáticas que originan lagunas, navajos o maares como Navalagrulla o el maar de Granátula, donde está radicado el pueblo, el mayor de la Península con más de 2 km de diámetro.

 

En un paseo por el pueblo destaca la iglesia parroquial de Santa Ana, un templo con planta de cruz latina, bóveda y cúpula media naranja, datado entre los siglos XIV y XVIII. Conserva la torre y artesonado tallado del coro del S. XVI y capillas barrocas del S. XVII. En su interior se puede contemplar la imagen de la Virgen de Oreto y Zuqueca, talla del S. XIII, así como lápidas de la cercana ciudad de Oretum.

 

El Pósito es un edificio del s. XVIII destinado a servir de granero pósito y monte de piedad. Hoy alberga la Oficina de Turismo.

 

En la localidad se pueden encontrar casi todos los ejemplos de arquitectura popular manchega, en desigual estado de conservación. Al pasear por las calles se pueden atisbar los patios columnados y, sobre todo, los 45 adarves o callejones de vecinos, abiertos o cerrados a la calle. Existen ejemplos de casas de labradores, jornaleros, hidalgos, casillas del campo y grandes casas quinterías. De la arquitectura industrial perduran más de 200 norias, muchas de ellas con torretas, hornos, caleras, tejeras, almazaras, bodegas, eras, majadas, corraleras de ganado, pozo de nieve, puentes, estación del trenillo, lavaderos, molinos... hasta la almotacemía y carnicería del concejo, de 1500, o los 4 casinos que existían hace un siglo. Destacan los carapuchetes, estructuras circulares con falsa bóveda de lajas, relacionados con la agricultura, y las cruces de piedra encaladas del s. XVI.

 

Por encima de toda esta arquitectura popular destaca la Casa de los Frailes o Palacio de los Torrubias, declarado Bien de Interés Cultural en 1992. Se trata de una antigua casa solariega del siglo XVI, a la que posteriormente se añadieron dos torreones. Su fachada tiene un balcón central con el escudo familiar en el centro y un bello patio central, como es habitual en este tipo de casas.

 

También llaman la atención las fachadas y portadas de la Casa de la Inquisición, edificio barroco del S. XVIII, de dos plantas alrededor de un patio de columnas. Destaca la capilla barroca y la portada de piedra, con escudo nobiliario y otro de la Inquisición. Tiene una cruz sobre las aguas flanqueada con la espada y la palma. Perteneció a los López-Carretero, hidalgos locales, familiares y alguaciles de la Inquisición. Y de la Casa de Espartero, donde nació en 1793 el general Baldomero Espartero quien, de familia de carreteros carpinteros llegó a ocupar todos los cargos de poder en España en el s. XIX y no quiso ser rey de España, como muestra la placa exterior. Junto a la casa natal se encuentra la estatua ecuestre de Espartero, obra de Lillo Galiani.

 

A 5 Km al sureste del núcleo urbano encontramos el Santuario de Nuestra Señora de Oreto-Zuqueca. A orillas del río Jabalón se levanta esta antigua e histórica ermita de la Virgen de Oreto y Zuqueca. Comprende diferentes edificios que, sobre las ruinas de construcciones de época tardorromana y visigoda, comenzaron a reconstruirse a partir de la batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

 

Está formado por la ermita, casa-hospedería de los antiguos santeros y una casa dedicada en la actualidad a almacén de aperos, un poco más alejado y de reciente edificación un gran espacio cubierto para los días de romería y otros eventos.

 

La ermita ha sido remodelada en varias ocasiones, la última en 1978 ha dejado las paredes sin sus paramentos blancos, quedando la piedra de construcción vista. Parece podría ser de los siglos XIII o XIV, actualmente tiene dos naves con presbiterio y capilla mayor bajo la arcada que las divide.

 

Existen restos de estelas visigodas reaprovechadas en sus muros, también una interesante y antigua colección de exvotos. En su interior conserva la impresionante imagen de la Virgen de Zuqueca, del siglo XIII, es una hermosa talla gótica, sedente de las más importantes de la provincia. Su romería se celebra el primer domingo de marzo.

 

Alrededor del yacimiento hay una zona de merendero muy agradable para pasar un buen rato junto al pantano del Jabalón, lugar idóneo para el avistamiento de aves.

 

Visitable previa consulta Ayuntamiento

926 868 003

 

La Motilla o Yacimiento de La Encantada se encuentra en un cerro a casi 800 metros de altura, una posición estratégica sobre el valle del río Jabalón y los pasos naturales con la Sierra de Alcaraz y los que conducían a Sierra Morena, a través del Valle de Alcudia.

 

En él existe un templo de carácter funerario de la Edad del Bronce y fue hábitat, necrópolis y construcción defensiva, formada por una importante muralla con bastiones. Ofrece la particularidad, en relación con las demás motillas, de su situación topográfica y presentar enterramientos rituales y ajuares muy variados. Entre el abundante material arqueológico que ha aportado pueden citarse diversos recipientes cerámicos, hachas pulimentadas, brazaletes de arquero y colgantes, botones, puntas de flechas y puñales de bronce.

A este poblado de altura se le ha relacionado con una economía de carácter ganadero y pastoril, también con vinculación a la minería y al comercio.

 

En cuanto al patrimonio natural que rodea Granátula, destaca el río y embalse del Jabalón, excelente lugar para el avistamiento de aves al amanecer y atardecer. Además, parte del término está considerado Zona de Dispersión e Importancia de águila imperial, buitre y lince. Este humedal artificial es lugar de invernada, cría y alimentación de más de un centenar de especies. Hay miles de aves comunes como azulones, patos cuchara, gaviotas, garzas reales, cormoranes, garcillas bueyeras. Su importancia proviene por especies amenazadas como la espátula, martinete, tarro blanco, avoceta o el águila pescadora. En sus cercanías perdura el Puente romano de Baebio Publio Venusto (siglo I), visible cuando desciende el volumen de agua del pantano.

 

Por último, es obligada una visita (muy didáctica, además) al volcán-museo de Cerro Gordo, que se encuentra entre las poblaciones de Almagro y Granátula de Calatrava. El recorrido por el volcán ha sido musealizado y adaptado para facilitar su visita: mira, toca y escucha el volcán desde su interior.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Granátula de Calatrava
Plaza de la Constitución, 1
13360 Granátula de Calatrava
926 868 003
Información adicional

http://www.granatuladecalatrava.es/

https://volcancerrogordo.es/

Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2020. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha