Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Alcázar de San Juan de la mano de Cervantes

Ciudad Real

Alcázar de San Juan, situada en pleno centro de España, ofrece múltiples atractivos históricos, artísticos, culturales, naturales y gastronómicos. La ciudad rivaliza con Alcalá de Henares por ...
121
22km
-
Yacimientos arqueológicos
0.5km
Museo Municipal
1.9km
Torreón del Gran Prior
0.2km
Iglesia de Santa María
0.6km
Plaza de Cervantes
2.6km
Museo Casa del Hidalgo
0.7km
Convento de Santa Clara
1km
Parque Viejo
4.7km
Molinos de Viento
9.4km
Reserva Natural del “Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan”

Alcázar de San Juan, situada en pleno centro de España, ofrece múltiples atractivos históricos, artísticos, culturales, naturales y gastronómicos. La ciudad rivaliza con Alcalá de Henares por ser el lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes desde que en 1748 fuera encontrada en la iglesia de Santa María la Mayor la partida de bautismo de "Miguel de Cervantes Saavedra". Esto hace que nuestra visita se vea continuamente impregnada de la presencia cervantina.

 

El entramado urbano de calles y callejones del barrio conocido como de Santa María invita a perderse en ellas e ir reconstruyendo, uno a uno, los vestigios del magnífico pasado de Alcázar de San Juan.

 

Nuestro camino nos conduce a la génesis de Alcázar de San Juan, representada en los Yacimientos arqueológicos y el Museo Municipal.

 

Los Yacimientos a cielo abierto de la calle Gracia muestran los restos de todas las etapas de ocupación que a lo largo de la historia habitaron en Alcázar. Estratos superpuestos de diferentes épocas y culturas, desde la villa romana, origen del actual núcleo de población, hasta la historia más reciente pasando por el medievo árabe y cristiano.

 

Una muestra del patrimonio arqueológico de Alcázar de San Juan y de la zona se reúne en el Museo Municipal, ubicado en la antigua casa solariega de la familia Sanabria y lo que queda de la antigua ermita de Santo Domingo Soriano. Un legado arqueológico que nos retrotrae, por un lado, a la época prehistórica de Alcázar, de la que podemos encontrar una serie de elementos líticos característicos de distintas épocas: hachas pulimentadas, hendedores, dientes de hoz, puntas de flechas, bifaces. Asimismo, se custodian restos de los diferentes pobladores prerromanos hasta llegar a la estrella del museo, los mosaicos romanos hallados en diferentes lugares del casco urbano.

 

Si seguimos nuestros pasos por el barrio de Santa María encontramos los restos de un espacio fortificado o Complejo Palacial del que formaron parte el Torreón del Gran Prior, el conocido como Cubillo y el espacio que actualmente ocupa la Iglesia de Santa María, todos ellos de un peculiar color rojizo de la piedra arenisca local de los grandes sillares de piedra empleados en los muros, vanos y parapetos.

 

El Torreón del Gran Prior, del siglo XIII, es uno de los vestigios más imponentes y significativos del pasado medieval de Alcázar de San Juan. Una construcción de tres cuerpos perteneciente a un conjunto de carácter militar originariamente islámico, que acabó siendo una magnífica residencia para el Prior de la Orden de San Juan. Al entrar en él nos adentramos en la historia de la Orden Hospitalaria de San Juan, de su asentamiento en Alcázar de San Juan desde 1237 y sus caballeros. Desde sus almenas, descubrimos a nuestros pies el conocido como el Cubillo¸ parte de la antigua muralla que rodeaba Alcázar antes de la llegada de la Orden de San Juan. Muestra los restos de una torre semielíptica cubierta por una bóveda de crucería.

 

La Iglesia de Santa María La Mayor es el templo más antiguo de la localidad, sus orígenes se remontan al estilo Románico del s. XIII y ha recibido aportaciones posteriores en diferentes épocas y estilos como Renacentista y Barroco que es el estilo bajo el cual se realiza el magnífico camarín de la Virgen del Rosario, patrona y alcaldesa perpetua de Alcázar de San Juan.

 

En el interior de la iglesia encontramos la Pila Bautismal en la cual, según la Partida de Bautismo conservada en su archivo, fue bautizado D. Miguel de Cervantes en 1558. Recordando este ilustre acontecimiento, la plaza por la que se accede al templo está presidida por una gran estatua de cuerpo completo que lo representa con vestimenta de caballero y pluma en mano, en disposición de escribir alguna nueva aventura del ilustre hidalgo.

 

Siguiendo las huellas de Cervantes y su época por la ciudad podemos trazar una interesante ruta que parte, precisamente, aquí, en la iglesia “que le vio nacer”.

 

Próximo allí, en la contigua plaza de Palacio, descubrimos la primera de las muchas representaciones que de D. Quijote, personaje y obra, salpican las calles y plazas de la ciudad. En este caso el llamado Quijote Cosmogónico que apunta con su lanza al cielo en actitud de buscar que las estrellas le guíen.

 

A unas pocas calles se encuentra la plaza de Cervantes, homenaje al ilustre vecino que, según la tradición, habitó en la casa sita entre esta plaza y la calle Santo Domingo y en cuya fachada una placa señala este acontecimiento.

 

En la calle Cautivo se sitúa el Museo Casa del Hidalgo, un museo interactivo y didáctico ubicado en una antigua casa solariega de finales del siglo XVI conocida por el nombre de Casa del Rey. En ella podremos descubrir quiénes eran y cómo vivían los hidalgos manchegos que inspiraron a Miguel de Cervantes en la creación del universal personaje de Don Quijote de La Mancha; Asimismo, en la visita, nos acercaremos a cómo era la vida y la sociedad de los siglos XVI y XVI en esta tierra. En su interior se puede observar una copia facsímil de la partida de bautismo de Don Miguel de Cervantes que se guarda en la Iglesia de Santa María.

 

En nuestro paseo nos encontramos con otra de las fundaciones religiosas de la época, el Convento de Santa Clara. Edificio que se construyó en el siglo XVI junto a la Ermita de la Concepción (ya desaparecida) y albergó a las monjas clarisas hasta 1868. De gran sobriedad decorativa, es de estilo renacentista, y en sus hornos se fraguó la receta de las exquisitas tortas de bizcocho conocidas como las “Tortas de Alcázar”.

 

Por fin alcanzamos nuestro penúltimo destino, todo un barrio cuyas calles han adoptado el nombre de los personajes y lugares de la novela (Dulcinea, Melisendra, Barataria, etc.) y en él, el llamado Parque Cervantes conocido también como el “Parque Viejo”. Enfocaremos nuestra mirada a la azulejería de estilo talaverano en la llamada “biblioteca” donde se reproducen escenas de Don Quijote de la Mancha y en la escultura homenaje a otro de los personajes femeninos de la novela, Maritornes, esa moza asturiana que servía comidas en la venta de Juan Palomeque que sintió compasión por D. Quijote y Sancho.

 

Para concluir nuestra ruta, y si hablamos de la época de Cervantes y el Quijote, aunque fuera del casco urbano, parada indiscutible son los Molinos de Viento. Coronando el Cerro de San Antón como torres vigías, los molinos de viento de Alcázar de San Juan (Rocinante, Barataria, Fierabrás y Barcelona) no son sino ingenios mecánicos de gran precisión utilizados para moler el grano y obtener la harina gracias al aprovechamiento de la energía de la naturaleza: el viento.

 

Hoy se conservan 4 de los 19 molinos de viento y 2 de agua que llegó a tener la ciudad. Se han musealizado dos molinos. Uno como Centro de Interpretación del Paisaje Manchego y otro alberga una reconstrucción de la maquinaria original del siglo XVI que realiza moliendas tradicionales en diversas fechas a lo largo del año.

El Cerro de San Antón tienen otras obras singulares: la Cueva del Polvorín y las Canteras.

 

Gastronomía

 

Para saborear y disfrutar Alcázar de San Juan es imprescindible conocer su gastronomía y los productos de la tierra con los que se elaboran y complementan sus manjares desde hace siglos. Tres son los productos estrella: el queso, el vino y las conocidas como “Tortas de Alcázar”.

 

Disfrutar de primera mano estos productos y conocer sus procesos de elaboración en Alcázar de San Juan es posible gracias a la oferta de visitas a bodegas, queserías y obradores donde llevar a cabo catas comentadas y degustaciones.

 

Junto a las bodegas, y para conocer más sobre la excelencia de sus caldos, pueden visitar también el Museo del Vino que la Denominación de Origen La Mancha tiene en su sede (avenida de Criptana, 73). En la localidad se desarrolla el Concurso Regional de vinos de la tierra del Quijote, la Jornada gastronómica del Guiso de las Bodas de Camacho, las Jornadas vino y bautismo Qervantino o la Feria de los Sabores de la Tierra del Quijote.

 

Naturaleza

 

Dentro de la gran región natural de La Mancha, que se extiende por las provincias de Ciudad Real, Toledo y Cuenca, encontramos un gran número de humedales dispersos con un elevado valor natural. El complejo endorreico manchego origina un singular paisaje acuático en las secas llanuras castellano-manchegas, ofreciendo variedad con la presencia de láminas de aguas estacionales o permanentes, en un entorno eminentemente agrícola. A los valores paisajísticos se suma la diversidad biológica del entorno lagunar, por la existencia de una sucesión de nichos ecológicos que proporcionan gran riqueza vegetal palustre y faunística, al acoger a gran cantidad de aves migratorias en paso, siendo también un espacio de vital importancia para las aves acuáticas que viven allí todo el año.

 

Tres lagunas integran la Reserva Natural Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan: La Veguilla, Camino de Villafranca y Las Yeguas. Este complejo lagunar tiene gran importancia como zona de reproducción y/o invernada de un gran número de aves asociadas a humedales (anátidas, limícolas, flamencos). También son destacables las formaciones vegetales asociadas a los medios salinos (albardinales) y los tarayales.

 

Desde el centro de interpretación se inicia un sendero interpretativo que llega a diversos observatorios situados en los márgenes de la laguna de La Veguilla. En las lagunas del Camino de Villafranca y Las Yeguas existen observatorios junto a sus márgenes. A ellos se accede por un camino transitable en vehículo.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Alcázar de San Juan
Plaza de España, s/n
13600 Alcázar de San Juan
926 552 968
Información adicional

http://www.alcazardesanjuan.es

https://www.turismoalcazar.es

Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2020. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha