Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Hayedo de Tejera Negra

Guadalajara

Antes de plantearte una visita al Hayedo debes pensar en dos cosas: la predicción meteorológica y reservar plaza en el aparcamiento.   El acceso al Hayedo puede cerrarse por razones ...
67
11km
-
Cantalojas
2.7km
Centro de Interpretación Hayedo de Tejera Negra
7.9km
Parking Hayedo de Tejera Negra

Antes de plantearte una visita al Hayedo debes pensar en dos cosas: la predicción meteorológica y reservar plaza en el aparcamiento.

 

El acceso al Hayedo puede cerrarse por razones climatológicas y sin previo aviso, atendiendo siempre a la seguridad de los visitantes.

 

En otoño y en festivo es obligatoria la reserva de plaza para acceder en coche al aparcamiento interior, donde comienza la senda, a 8 km del Centro de Interpretación. El resto del año es recomendable. El parking cuesta 4€ para los turismos.

 

Al Hayedo se llega desde el pueblo de Cantalojas. Primero pasaremos por el Centro de Interpretación del Parque (situado a 2,5 km del pueblo) y después llegaremos al citado aparcamiento del Parque (a 8 km). También se pueden hacer a pie o en bicicleta esos 8 km: de este modo no es preciso reservar plaza en el aparcamiento. 

 

El Hayedo de Tejera Negra está integrado dentro del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, así que es una zona de especial protección medioambiental. Pero es, sobre todo, un lugar de especial belleza.

 

Los cambios de color a lo largo de las estaciones del año dan al hayedo una gran vistosidad. Tras un reposo invernal largo, de unos siete meses, en los que las hayas se encuentran sin hojas, brotan en mayo con un color vivo verde claro que va poco a poco oscureciendo. Con el otoño aparecen las tonalidades amarillas, rojizas y marrones, teniendo su momento álgido normalmente en octubre. A partir de noviembre, el manto marrón de hojas caídas contrasta con los troncos blanquecinos, el musgo y los líquenes; las lluvias otoñales, la tierra mojada, las setas…  hacen del otoño la época preferida por muchos para visitarlo.

 

El Hayedo es también especial por su localización, en el centro peninsular, pues los hayedos son más característicos de montañas más al norte (Picos de Europa, por ejemplo). Su presencia en la zona centro, tan al sur, se debe a que es un bosque que se estableció en épocas en las que el clima era más frío y húmedo que en la actualidad, y que se ha conservado en los valles más umbríos gracias a determinadas características climáticas: una elevada precipitación y ausencia de sequía estival. Llueve bastante para satisfacer a las hayas y las empinadas laderas proporcionan un eficaz drenaje para evitar el encharcamiento. Del haya se dice que es un árbol muy exigente al que le gusta tener la cabeza mojada y los pies secos. Durante el verano son muy frecuentes las tormentas y los días de niebla y temperaturas suaves y frescas. Los inviernos muy fríos y duros, con frecuentes nevadas.

 

Pero no solo las hayas conforman la belleza de este lugar. En nuestro paseo encontraremos robles, pino silvestre, serbales, arces, tejos o abedules, arándanos, enebros y gayuba… todo, hábitats protegidos.

 

Para la visita existen dos rutas a pie y una en bici.

 

La ruta a pie más corta se llama Senda de Carretas, es circular, tiene 6 km y supone cerca de 3 horas andando. Es la que hace la mayoría de la gente y suficiente para llevarnos un recuerdo –y unas fotos– inolvidables. Comienza en el aparcamiento, donde además hay un panel explicativo con toda la información necesaria para hacer nuestro recorrido.

 

La otra ruta a pie, más larga, se llama Senda del Robledal, comienza en el Centro de Interpretación y cubre 17 km. Se trata de una ruta de aproximación a pie al Hayedo en la que se puede disfrutar de amplias panorámicas, elementos de la arquitectura tradicional y atravesar los variados ecosistemas que forman este enclave. Es recomendable realizarla con botas de montaña o calzado adecuado para el agua.

 

La ruta para bicicleta se llama Ruta Río Zarzas y tiene 21 km. Está señalizada con balizas de madera con banda roja y es circular, con inicio y final el Centro de Interpretación.

 

En el cercano pueblo de Cantalojas podemos disfrutar de la belleza de unos de los pueblos incluidos en la zona de Arquitectura Negra de Guadalajara y parar a comer o descansar.

 

Recomendaciones para el viaje

Antes de visitar Tejera Negra, recuerda pasar por http://agricultura.jccm.es/parques/forms/parqf001.php

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Hita
C/ San Pedro, 6 (Casa-Museo del Arcipreste)
19248 Hita
949 852 763
Oficina de Turismo de Jadraque
Plaza Jovellanos , S/N
19240 Jadraque
949 890 168

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2019. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha