Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Cogolludo: cabrito y chocolate

Guadalajara

Cogolludo se ubica en una pequeña colina –“cogollo”– desde el cual tenemos bellísimas panorámicas del valle del Henares. Estamos entre las últimas estribaciones del Parque Natural Sierra ...
240
5km
-
Cogolludo
4.2km
Arbancón

Cogolludo se ubica en una pequeña colina –“cogollo”– desde el cual tenemos bellísimas panorámicas del valle del Henares. Estamos entre las últimas estribaciones del Parque Natural Sierra Norte de Guadalajara y la Campiña, en un lugar privilegiado para realizar pequeñas excursiones o grandes rutas cargadas de naturaleza y patrimonio, como, por ejemplo, las del románico rural o la de la Arquitectura Negra.

 

Coronando el cerro de Cogolludo está el castillo, que conserva todavía algún torreón y paredones corroídos. A sus pies, la parte elevada del pueblo, en la que destaca la iglesia de Santa María, un edificio de primera mitad del siglo XVI que alberga, entre otros muchos tesoros, un magnífico cuadro de José de Ribera “el Españoleto”. En un paseo por sus calles se pueden ver algunos bellos rincones y viviendas tradicionales, portadas nobiliarias y los restos de varios conventos; como colofón, una coqueta y singular plaza Mayor del siglo XV, de las más bellas de la provincia.

 

La plaza está presidida por el palacio de los duques de Medinaceli, que aún conserva intacta la magnífica portada, toda la fachada del edificio y una espléndida chimenea. Su construcción comenzó entre los años 1488-1489 y finalizó en 1492. El palacio fue mandado construir por la familia de Medinaceli y es el primero que rompe con la anterior tipología concibiéndose como un edificio puramente renacentista.

 

Desde Cogolludo podemos hacer una pequeña visita a su vecino Arbancón, que posee una estética personal reflejada en algunas puertas de madera antiguas, sus plazuelas típicas y el saliente de los aleros en sus estrechos callejones.

 

Cogolludo y Arbancón comparten la extraordinaria fama de los asados de cabrito, que se cuenta probó y elogió el mismísimo Cristóbal Colón. Se guarda en secreto el misterio culinario de los siete brebajes que por costumbre ancestral deben acompañar la receta de cabrito asado.

 

En Cogolludo destacan dos fiestas: la Fiesta de las Águedas, en febrero, antecede al Carnaval; se inició la tradición de que las mujeres cambiaran su papel con los hombres, revelándose contra el exclusivo poder masculino en la sociedad. Por ello, la localidad nombra anualmente dos alcaldesas por un día, una elegida entre las vecinas y, otra, elegida entre las mujeres españolas de más relieve. Ataviadas con el traje regional serrano, ellas reparten a todos el "pan de Santa Águeda", hoy convertido en rosquillas; la fiesta de los Chocolateros se celebra cada miércoles de Ceniza, asemejándose mucho a las botargas. Los chocolateros van armados con un orinal o un pequeño brasero, lleno de chocolate y acompañado de bizcochos... a todo el que encuentren le invitarán a probarlo y, al que se niegue, lo embadurnarán con el cacao en rostro y manos.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Cogolludo
Plaza Mayor, 1
19230 Cogolludo
949 857 214
676 346 485
Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2022. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha