Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Vías ferratas y mares de mimbre

Cuenca

Estamos en la comarca del mimbre, así conocida por la gran fama de sus plantaciones, en los valles de los ríos Escabas y Trabaque. Aquí encontramos inmensos mares de mimbre, de color verde en ...
43
75km
-
Priego
4.1km
Vías ferratas de Priego
8.9km
Puerta del Infierno
2.8km
Fuertescusa
32.7km
Valdeolivas
20.2km
Villaconejos de Trabaque
5.6km
Albalate de las Nogueras

Estamos en la comarca del mimbre, así conocida por la gran fama de sus plantaciones, en los valles de los ríos Escabas y Trabaque. Aquí encontramos inmensos mares de mimbre, de color verde en verano y un espectacular rojo llameante en otoño e invierno; las carboneras de mimbres rojos bordean las carreteras, el mimbre blanco se seca al sol abierto en grandes abanicos. A los lados, profundas hoces y sierras abruptas. Es uno de los paisajes más pintorescos del norte de la provincia de Cuenca, frontera entre la Alcarria y la Serranía; el agua, a través de los ríos, es el elemento que lo vertebra todo.

 

Así que el tradicional oficio de la cestería sigue aquí vivo en formas diversas: cestas para la compra, cestos de recogida de aceituna, cuévanos, nasas para cangrejos, cunas, polleras (tacatás), sonajeros, butacas, baúles, etc.

 

La capital es Priego, uno de los más pueblos más bellos y acogedores de Castilla-La Mancha. Con Priego como centro neurálgico podemos elegir varias excursiones cortas, aunque todo lo que aquí proponemos se puede visitar en un día. Sólo los trayectos en coche ya merecen la pena.

 

Hacia el este, el estrecho de Priego es un paraje natural que impresiona. Hay varios miradores; podemos subir al mirador del Rodenal, por ejemplo, para una bella vista panorámica. Por el camino desde Priego hasta Cañamares nos encontramos varias vías ferratas para el disfrute de los más aventureros; tres túneles excavados en la roca nos abren la Puerta del Infierno.

 

Fuertescusa, encantador y típico pueblo serrano en plena naturaleza es ideal para el paseo, puerta de entrada a la serranía conocida con el sobrenombre de selva negra conquense, zona de abundante vegetación, cañones, caprichosas hoces y espesos pinares donde abundan los lobos, las cabras montesas, los ciervos y otras especies. El pueblo ofrece variados paseos de senderismo a lugares recónditos: “Mirador del Cucurucho”, “El hocino”, “La hocecilla”, “La cueva del águila”, “El cañizar”.... Fuertescusa cuenta con alrededor de 100 fuentes, muchas de ellas todavía echan agua y te las puedes ir encontrando en esos paseos.

 

Hacia el norte de Priego, merece la pena acercarse a Valdeolivas a visitar la iglesia parroquial de la Asunción: en su ábside, un majestuoso Pantocrátor fechado en el primer cuarto del XIV es quizás la pintura románica más interesante de toda Castilla-La Mancha.

 

Hacia el sur, en Villaconejos de Trabaque predomina la artesanía y construcciones curiosas como las cuevas-bodega o los "chozos". El pueblo de Albalate de las Nogueras fue un asentamiento berebere y tras la reconquista cristiana se erigió sobre la mezquita árabe existente la iglesia de la Asunción, a caballo entre el románico y el gótico.

 

Si todo esto no fuese suficiente, Priego ofrece un paseo lleno de interesantes edificaciones: el Palacio de los Condes de Priego, el Torreón de Despeñaperros, la Casa Pernía o la Puerta de Molina, el convento de San Miguel de la Victoria, la iglesia de San Nicolás de Bari...

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Priego
Plaza Condes de Priego, 1
16800 Priego
969 311 001
638 135 168
Información adicional
Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2019. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha