Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Ciudad Real capital

Ciudad Real

Los primeros habitantes de Alarcos se trasladaron a la antigua aldea de Pozuelo Seco de Don Gil, donde, en 1255, Alfonso X fundó Villa Real. Tras la fundación de la ciudad, se construyó un recinto amurallado con 130 torreones y 7 puertas.

208
14km
-
Puerta de Toledo
1.2km
Rectorado de la UCLM
1.3km
Iglesia de Santiago
0.4km
Diputación Provincial
1.7km
Museo Municipal Elisa Cendrero
1.6km
Plaza Mayor
2.2km
Jardines del Prado
0.4km
Catedral de Santa María del Prado
0.5km
Museo Manuel López Villaseñor
0.6km
Antiguo Casino 
0.1km
Museo Diocesano
1.1km
Iglesia de San Pedro
1.2km
Arco del Torreón del Alcázar
1.1km
Museo de El Quijote

Un poco de historia

 

Los orígenes de Ciudad Real los podemos encontrar a escasos kilómetros, en Alarcos, un cerro a orillas del río Guadiana en el que hubo asentamientos de grupos humanosdesde la Edad del Bronce hasta la Edad Media; Alarcos es hoy un Parque Arqueológico que bien merece una visita. Aquellos primeros habitantes se trasladaron posteriormente a la antigua aldea de Pozuelo Seco de Don Gil, donde, en 1255, Alfonso X fundó Villa Real. Tras la fundación de la ciudad se construyó un recinto amurallado con 130 torreones y 7 puertas; la vida en aquella villa se distribuyó en tres barrios alrededor de las iglesias principales: la Iglesia de Santa María (actual Catedral) que dominaba en la “morería”, la Iglesia de San Pedro en el barrio cristiano y la Iglesia de Santiago, en el barrio judío.

 

Vestigios del pasado

 

¿Qué queda de aquella época? Encontramos algunas huellas: la Puerta de Toledo, único resto de la antigua muralla, ubicada en el antiguo camino real que unía Sevilla con Toledo. De inspiración hispanomusulmana, la construcción de la Puerta de Toledo se concluyó en 1328, tal y como atestigua una inscripción hallada en la misma. En la plaza Mayor se conserva la casa del Arco (s. XV), antiguo ayuntamiento; aquí, a ciertas horas del día, se asoma a la calle desde un balcón el Reloj Carillón con varias figuras, entre ellas la de Cervantes, Don Quijote y Sancho Panza, con una música de campanas de fondo. Paseando por uno de los jardines más céntricos y conocidos de la ciudad nos encontramos con la puerta del Torreón del Alcázar, que es el único vestigio que se conserva del recinto del Alcázar. Es una puerta de arco apuntado en la que podemos observar sillares con la marca de los canteros, así como las armas de Castilla. Este recinto fue mandado construir por Alfonso X y se ubicaba en la parte más alta y despejada de edificios para poder vigilar los posibles ataques a la ciudad. Además, sirvió de residencia, en ocasiones, a los Reyes Católicos. En la ronda de la ciudad y ubicada donde se hallaría una de las 8 puertas de la muralla de Villa Real se encuentra la Puerta de Santa María, perteneciente al antiguo Convento de Nuestra Señora de Altagracia (ya derruido).

 

Las iglesias góticas

 

La Catedral de Santa María del Prado (s. XV) se realizó sobre los restos de la antigua Iglesia de Santa María (s. XIII), siendo ésta el núcleo de la Morería de la antigua Villa Real. Pueden observarse restos de esta primera época en la fachada de poniente: la portada apuntada con arquivoltas abocinadas y el magnífico rosetón polilobulado. El interior es de una única nave y destaca el retablo de Ntra. Sra. del Prado (s. XVII), realizado en madera, obra de Giraldo de Merlo y Juan de Hasten.

 

La Iglesia de San Pedro (s. XIV), de tres naves. Destaca la capilla de Fernando Alonso de Coca, confesor de Isabel I de Castilla, con retablo y sepulcro realizados en alabastro, y la de Jesús Nazareno con portada y reja renacentistas.

 

La Iglesia de Santiago (s. XIII), antiguo núcleo del barrio judío de la capital, tiene un importante artesonado mudéjar y una llamativa pintura mural en su ábside que representa el dragón apocalíptico de las siete cabezas en azul y rojo.

 

Museos y edificios civiles

 

Existen edificios civiles dignos de mención, como el actual Ayuntamiento, en la plaza Mayor, un icónico edificio construido en 1976 por el reputado arquitecto Fernando Higueras; la Real Casa de la Misericordia, actual rectorado de la UCLM, inaugurado en 1796 y auspiciado por Carlos III; el Palacio de Medrano, actual sede del gobierno autonómico; la Diputación Provincial, inaugurada en 1893, en cuyo interior destaca una escalera cubierta por una cúpula y los frescos realizados por el pintor manchego Ángel Andrade; el Casino, inaugurado en 1887 y situado en pleno centro, en el Prado, siendo antaño uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y lugar de reunión de la burguesía local; finalmente, la Casa de Hernán Pérez del Pulgar, actual Museo Municipal Manuel López-Villaseñor.

 

Dicho Museo Municipal Manuel López-Villaseñor es un palacete del siglo XV y la casa más antigua que se conserva de la ciudad. Aquí nació Hernán Pérez del Pulgar. Alberga la obra del pintor local Manuel López-Villaseñor, uno de los máximos exponentes de la pintura española de la segunda mitad del siglo XX. En el museo se muestran las diferentes etapas de su evolución que aparecen expuestas en las dos plantas del edificio. También se acogen exposiciones temporales y diversas actividades culturales.

 

Museo de Ciudad Real-Convento de la Merced: construido en el siglo XVII, perteneció originalmente a la Orden de los Mercedarios Descalzos. Con la Desamortización del siglo XIX pasó a convertirse en el primer instituto de enseñanza en la provincia y, posteriormente, sede de Bellas Artes del Museo de la ciudad. En él se exponen obras barrocas y una importante colección de arte contemporáneo de autores como Antonio López, Salvador Dalí o Joan Miró.

 

Museo Diocesano: edificio del siglo XIX en el que se exponen obras artísticas de la provincia de carácter religioso, fechadas entre el siglo XII y el siglo XX. Destacan en el patio central varios grupos escultóricos del Resucitado de García Donaire, y la Santa Cena de Faustino Sanz, ambos realizados en madera, que forman parte de los 34 pasos de Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional.

 

El Museo del Quijote-Biblioteca Cervantina, centrado en la mundialmente famosa obra de Miguel de Cervantes “Don Quijote de la Mancha”, combina la exposición de obras de arte sobre la novela con montajes multimedia. Posee también una biblioteca para investigadores del autor y su obra.

 

Casa Museo de Elisa Cendrero: pequeño y encantador museo ubicado en un edificio construido a principios del siglo XX con dos plantas y un patio central que distribuye las habitaciones del mismo. Elisa Cendrero y de Arias del Castillo y Fernández de Sierra cedió su casa, muebles, cuadros y demás enseres en 1977 para convertir su hogar en este museo.

 

Parques y jardines

 

Son numerosas las zonas verdes que encontramos en la ciudad como los Jardines del Prado, el Parque de Atocha, el de Antonio Gascón o el Parque de Gasset, lugares donde disfrutar del paseo y de áreas deportivas e infantiles.

 

El Parque de Gasset es el más tradicional e histórico. En él se puede contemplar una de las fuentes más emblemáticas de la ciudad: “La Talaverana”, ricamente decorada con cerámica de Talavera, además de los bancos con motivos variados del Quijote. De entre las esculturas que engalanan el parque destacan La Cruz de los Casados, La Primavera y el Monumento a José Mª de la Fuente.

 

Los Jardines del Torreón del Alcázar, situados en pleno corazón de Ciudad Real y vigilados por la escultura ecuestre de Juan II, son uno de los lugares con más vida y alternativas de ocio de la ciudad. Hoy conservan únicamente un arco de aquel “Torreón del Alcázar”, mandado levantar por Alfonso X al poco tiempo de fundar la ciudad.

 

Los Jardines del Prado son los más emblemáticos de la ciudad. Se encuentran rodeados por varios de los edificios significativos anteriormente citados: el Museo López-Villaseñor, la Catedral, la antigua Casa de la Cultura de Miguel Fisac, el Antiguo Casino y el Museo de Ciudad Real. Es un jardín elevado, con dos esculturas homenajeando “La Pandorga” y en su parte central un precioso templete.

 

 

Recomendaciones para el viaje

Dos fiestas destacan en Ciudad Real: el Domingo de Piñata, en Carnavales, cuyo desfile está declarado fiesta de interés turístico regional; y La Pandorga, 30 y 31 de julio, la gran fiesta propia de Ciudad Real en la que se representa el agradecimiento de los agricultores a la Virgen del Prado por los frutos recibidos de la cosecha.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo Ciudad Real
Plaza Mayor, 1
13001 Ciudad Real
926 21 64 86
926 214 415
Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2022. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha