Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Villarrobledo

Albacete

Villarrobledo es conocido hoy por variadas razones: su actividad vitivinícola, cerealista y quesera; la tradicional elaboración de grandes tinajas; su Carnaval, una fiesta de carácter nacional; o ...
13
10km
-
Iglesia de San Blas
0.6km
Ayuntamiento
0.1km
Casa de los López Muñoz
1.7km
Monasterio de las Clarisas
1.1km
Santuario de Nuestra Señora de la Caridad
0.7km
Mercado Municipal de Abastos
0.4km
Círculo Mercantil
2.3km
Gran Teatro
2.8km
Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera

Villarrobledo es conocido hoy por variadas razones: su actividad vitivinícola, cerealista y quesera; la tradicional elaboración de grandes tinajas; su Carnaval, una fiesta de carácter nacional; o el Viñarock, el festival de música más masivo del país. Cualquiera de ellas es razón suficiente para visitarlo, pero aquí proponemos algunas más.

 

El conjunto urbano de Villarrobledo es de calles amplias y muros encalados, al estilo de otras poblaciones manchegas característicos de la industria bodeguera de la zona. Se articula en torno a la plaza Mayor o plaza de Ramón y Cajal, donde se levantan dos edificios significativos: el Ayuntamiento y la iglesia de San Blas. Ambas construcciones y la propia plaza están declarados Bien de Interés Cultural, otorgando a este pedazo de terreno un valor patrimonial incalculable.

 

La iglesia de San Blas merece un punto y aparte: se levantó sobre los restos de la antigua, que se había quedado pequeña, a lo largo del siglo XVI. Su construcción tuvo varias fases y por tanto observaremos en ella diferentes estilos arquitectónicos, desde el gótico al barroco pasando por el renacimiento. En la capilla mayor encontraremos la joya de la iglesia: un colosal retablo barroco de estilo churrigueresco, obra de Marcos de Evangelio en el siglo XVIII.

 

El Ayuntamiento es de sobria fachada de corte renacentista y doble arquería de seis vanos y órdenes superpuestos enmarcada entre machones, uno con el escudo de la ciudad y el otro con el reloj municipal.

 

Encontramos en la población varios ejemplos de Casas Nobles decoradas con blasones y construidas entre los siglos XVI y XVIII. Por ejemplo, en la misma plaza Mayor, la casa de los López Muñoz, cuyo escudo se cobija bajo un clásico frontón triangular; la casa de los Pacheco, con una bella portada decorada con un frontón partido, escudo y flameros; y en la calle Pedregal la casa de los Romero Alarcón, que conserva un bello blasón labrado por Martínez de Mendizábal en 1627.

 

También durante el siglo XVI se fundaron en Villarrobledo tres conventos de clausura, el de San Bernardo, el de Carmelitas y el de las Clarisas. Entre los bienes muebles más destacados que conserva este último convento destaca un lienzo llamado El taller de San José, obra de Maella de finales del XVIII.

 

Y para terminar con la edificios religiosos no podemos dejar de mencionar el santuario de Nuestra Señora de la Caridad (s. XVI), que cobija la patrona de Villarrobledo. Entre sus elementos destacados se encuentra la peana sobre la que se eleva la imagen, realizada en plata maciza traída expresamente desde el cerro del Potosí. Se trata de una obra en bajorrelieve de estilo barroco americano de incalculable valor artístico e histórico, que representa el famoso cerro del Potosí y que fue regalada a la Virgen por Fray Diego Morcillo, natural de Villarrobledo y nombrado por Felipe V, Virrey del Perú.

 

 

Saltamos varios siglos para citar dos preciosos edificios de inspiración neoclásica: el Mercado Municipal de Abastos, construido en 1930, y el Círculo Mercantil, de principios del siglo XX, que fue sede de reuniones y ocio para la burguesía. En arquitectura del siglo XX destaca también el aire modernista del Gran Teatro, construido en 1916.

 

En la calle Tinajeros está al Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera, un oficio crucial para la villa durante más de cuatro siglos. Está en un antiguo horno tinajero reformado y en él podemos visitar la olla de combustión, el horno de cocer y el obrador, espacios que nos ofrecen un intenso recorrido por todas y cada una de las fases que intervienen en la elaboración de la tinaja.

 

Villarrobledo es una de las ciudades que más superficie dedica a zonas verdes de uso público en toda España, con más de 140.000 m2 de parques y jardines en su casco urbano.

Recomendaciones para el viaje

Mención aparte merecen dos fechas festivas.

 

Los Carnavales, unos de los más importantes de España, declarados de interés turístico nacional… y los más largos. Durante diez días y sus respectivas noches se desarrolla un amplio programa de actividades, entre las que destacan sus grandes y originales desfiles, su carnaval infantil y mucha fiesta nocturna.

 

El festival Viñarock es el decano de los festivales españoles; en él, cada año desde 1996, hasta 200.000 personal, durante cuatro días, se dan cita para disfrutar de bandas de rock español en sus diferentes vertientes.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Villarrobledo
Plaza Ramón y Cajal, 9
02600 Villarrobledo
967 141 980

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2019. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha