Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Mora: el mar de olivos

Toledo

Bautizado con el nombre de Mora por sus antiguos habitantes islámicos, el municipio conserva restos de pinturas rupestres en los dos cerros que forman su antiguo paisaje moracho. La importancia de ...
189
A pie
-
Mora

Bautizado con el nombre de Mora por sus antiguos habitantes islámicos, el municipio conserva restos de pinturas rupestres en los dos cerros que forman su antiguo paisaje moracho. La importancia de Mora a lo largo de los siglos hace que a lo largo de su casco urbano podamos encontrarnos con varias muestras de su riqueza arquitectónica, lo que más interesará a sus visitantes serán el Ayuntamiento, la iglesia y la casa de los Sueltos, entre otras. El Aceite de Oliva Virgen Extra, es el producto más representativo del municipio, zumo de aceituna de la más alta calidad, obtenido por un procedimiento natural, mejorado con la experiencia de los maestros molineros, que durante cuatro siglos se han ido sucediendo en la localidad.

 

Para conocer más sobre el aceite de oliva es recomendable visitar el Museo del Aceite. Es un edificio de arquitectura moderna y funcional que recoge una colección de piezas con las que se pretende transmitir la cultura de la que han sido protagonistas, a través de la historia y en sus distintas épocas, el olivo, la aceituna y el aceite de oliva.

 

El Ayuntamiento, a través de su Oficina de Turismo, ofrece la posibilidad de una ruta llamada “Entender de Aceite”. El objetivo es dar a conocer el mundo del olivo y la cultura entorno al aceite de oliva, sus variedades, cualidades y diferentes usos. La ruta incluye visitas al museo, a una de las almazaras del pueblo y a una visita al paisaje del olivar.

 

En un paseo por el pueblo, la iglesia de Nuestra Señora de Altagracia es el edificio religioso más importante. Construida sobre otra más antigua que desapareció en la Guerra de las Comunidades, la que ha llegado a nuestros días es de estilo gótico de transición al renacimiento; su exterior es bastante sobrio y está rematado por una torre de tres cuerpos cubierta por un chapitel.

 

Como ejemplo de vivienda solariega en este municipio hemos de visitar la Casa de los Sueltos, declarada Bien de Interés Cultural, observando la simetría entre las ventanas de la planta baja y los balcones del piso superior. Dentro, un bello patio toledano sujeto por columnas de hierro o toscanas que sujetan una galería alta.

 

En el paseo recomendamos también detenernos en su Casino, con fachada señorial; las Escuelas Públicas y el Matadero, de estilo historicista neomudéjar como la casa consistorial; y a la Caserne, que fue antiguo cuartel francés durante la Guerra de la Independencia.

 

Situada en el cerro que da comienzo a los Montes de Toledo, la Ermita de la Virgen de la Antigua, un edificio barroco de ladrillos de era, cal y mampostería, es morada habitual de Nuestra Señora de la Antigua, muy venerada en la localidad. Anualmente, el primer domingo del mes de septiembre tiene lugar su fiesta. Una multitudinaria procesión de la Virgen por el cerro, a hombros de los morachos  y morachas, es el acto central de un día de convivencia vecinal en el campo.

 

Cogiendo el coche, a 5 km tenemos el Castillo de Peñas Negras, visible desde todo el pueblo; una fortificación islámica del siglo X de las más importantes de Castilla-La Mancha a nivel arquitectónico, pues se trata de una fortaleza roquera que para adaptarse al terreno necesita una planta alargada e irregular. Desde sus alturas hay una magnífica vista del inmenso y tupido manto de olivos verdes-grisáceos, como un mar, enclavados en tierras rojas e inmensas llanuras.

 

La posición en que se ubica convierte al castillo en un guardián natural, vigilando las rutas de invasión almohade, con dirección a los reinos cristianos. Su historia comienza en el siglo X, perteneciendo a la taifa toledana, y tras ser testigo de luchas entre cristianos y musulmanes, ya que era lugar importante para asegurar por el sur a la ciudad de Toledo. Tras su conquista, fue entregado a la Orden de Santiago para la defensa y repoblación de la zona.

Recomendaciones para el viaje

La Fiesta del Olivo de mayo es la demostración del vínculo que existe entre el pueblo y la cultura del aceite; una fecha inspirada en la tradición de que el último día de recogida de la aceituna, los propietarios de gran número de olivos invitaban, a cuantas personas habían participado en la recogido del fruto, a una comida en el campo o una cena en casa del dueño, organizándose bailes hasta altas horas de la noche y engalanando con ramos de olivo los carros.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Mora
Plaza de la Constitución, 1
45400 Mora de Toledo
925300025
Información adicional

http://www.mora.es

Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2020. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha