We use our own and third-party cookies to streamline your visit and collect analytical data. The cookies are not used to collect personal information. You may accept or reject their use, and can change your configuration whenever you want. Further information available in our Cookies Policy

Iniesta: el Santuario de la Consolación y el paraje de Vadocañas

Cuenca

Proponemos conocer el patrimonio cultural y natural de Iniesta mediante dos recorridos muy diferentes, aunque los dos son a pie: por un lado, un paseo tranquilo por el pueblo; por otro, unas intensas ...
144
26km
-
Iniesta
17.1km
Ermita Santuario Virgen de la Consolación
8.9km
Puente de Vadocañas

Proponemos conocer el patrimonio cultural y natural de Iniesta mediante dos recorridos muy diferentes, aunque los dos son a pie: por un lado, un paseo tranquilo por el pueblo; por otro, unas intensas horas de senderismo hasta un lugar sorprendentemente bello. Habremos de reservar medio día para cada uno.

 

Del Santuario de la Consolación hasta el paraje de Vadocañas

 

La excursión que proponemos nos lleva desde el Santuario de Nuestra Señora de la Consolación hasta el paraje del puente de Vadocañas y discurre, casi en su totalidad, por el tramo final del sendero de gran recorrido GR-66 que se adentra en la exuberante Rambla de la Consolación. Por ella, abundantes manantiales viajan hasta el río Cabriel que encontraremos en nuestro destino, Vadocañas, ya en la frontera con la Comunidad Valenciana.

 

Distancia: 17 km (ida y vuelta)

Tiempo: 4/5 horas (ida y vuelta)

Dificultad: moderada

 

Primero vamos en coche desde Iniesta hasta el Santuario. Pronto nos veremos rodeados de un espectacular bosque de pinos. A este Santuario traen los iniestenses a la Virgen de Consolación  en una romería declarada de interés turístico regional, que tiene lugar el Domingo de Pentecostés y el tercer domingo de agosto. Un santuario con una preciosa portada y un bello retablo mayor barroco; una hospedería del siglo XVIII con patio porticado, casas de retiro de arquitectura tradicional, numerosas fuentes y una frondosa vegetación hacen del lugar un agradable remanso de paz como de otro tiempo.

 

Abandonamos el santuario de Consolación y descendemos junto a la rambla entre barrancos de arcillas y conglomerados. Al principio el camino discurre por pista, aunque más adelante se complica para convertirse en una senda muy entretenida con tramos por los que deberemos ir con cuidado. El camino pasa por diversas construcciones rurales tales como la casa del Saladar y varios molinos, como el de "Enmedio" y el de "Coba" que muestran el aprovechamiento que se hacía antiguamente de los recursos de la zona.

 

Casi al final del descenso hacia el río Cabriel, dejaremos el GR en una curva y tomamos la pista de la izquierda para llegar a la venta de Vadocañas y al puente que lleva el mismo nombre. Se trata de un puente espectacular, de más de 80 m, acabado en 1591 por los vecinos de Iniesta en el lugar que ocupaba otro puente romano. Sirvió de aduana entre los reinos de Castilla y Aragón, manteniendo esta función hasta el siglo XIX.

 

El paraje de la venta, del mismo siglo XVI, es un remanso de paz, un sitio de cuento gracias a la mezcla de la edificación, la vegetación, algunas tallas de madera y variedad de utensilios rústicos. Bañándolo todo, las cristalinas aguas del Cabriel.

El regreso lo haremos por la misma ruta.

 

Un paseo por Iniesta

 

El núcleo del casco urbano de Iniesta conserva el trazado medieval. Si tomamos como hilo conductor sus numerosos edificios religiosos, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (s. XVI-XVII) es sin duda el templo más importante de Iniesta; destaca por su poderosa torre de tres cuerpos, así como por las dos portadas que tiene al norte y sur.

 

Pequeños templos de singular encanto son la ermita de San Antón (s. XIX), a la ermita de San Cristóbal y la ermita de San Isidro, ambas de reducidas dimensiones y separadas por poca distancia. 

 

Y sobresale también la ermita de la Concepción (s. XVI). Pero ésta hace ya muchos años que abandonó sus funciones religiosas: actualmente alberga el Museo Arqueológico, que expone piezas de interés procedentes de yacimientos cercanos como Punta del Barrionuevo, Cerro Gil o Monegrillo.

 

Abundan en las calles las fachadas renacentistas y barrocas de las numerosas casas nobiliarias de la villa: la casa palacio del Marqués de Melgarejo (s. XVII), también conocida como casa de los Espinosa, destaca por su balconada y el escudo de armas; la casa de Isaac (s. XVI) o de los López Cantero consta de dos portadas, ambas de estilo herreriano, de gran belleza y con el escudo de armas de los Cantero; la casa de Doña María de Luján (s. XVII) o casa de los Guzmán, de estilo plateresco, con columnas exentas de tipo toscano y una fabulosa rejería; la casa de los Cantero (s. XVI) con su gran escudo heráldico presidido por un águila imperial bicéfala; casa de la Inquisición (s. XVI), cuya fachada alberga el escudo de esta institución; casa de los Carriones (s. XVI-XVII), excelentemente conservada; la caza de Zamora (s. XVI-XVII) o del Corregidor Espinosa, recientemente restaurada.

 

El centro neurálgico de la villa es la plaza Mayor. Los soportales del antiguo ayuntamiento (s. XV) esconden dos columnas con escudos heráldicos del medievo; anejos se ubican el torreón y restos de muralla que daban acceso al antiguo castillo.

Por el arco ubicado junto a la torre llegaremos a la parte más alta de Iniesta, donde está su conocida y singular plaza de toros (s. XIX), excavada en el terreno y que, algo poco usual, bajo el tendido de una parte del graderío conserva varias casas-cueva utilizadas hasta hace pocas décadas.

Tourist office
Oficina de Turismo de Cuenca (Ayuntamiento)
Plaza Mayor, 1
16001 Cuenca
969 241 051
Download brochures

May also be of interest to you

We suggest some plans that due to proximity are related to this trip.

Castilla-La Mancha Tourism in 2019. All rights reserved.

Castilla-la Mancha