Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Donde nacen los ríos

Cuenca

El Parque Natural de la Serranía de Cuenca es uno de esos destinos que no dejan indiferente y que parecen no agotarse. Parajes verdes y húmedos, lagunas encantadas, profundas hoces labradas en la ...
58
43km
-
Tragacete
24.5km
Nacimiento del río Júcar
13.5km
Vega del Codorno
4.4km
Nacimiento del río Cuervo

El Parque Natural de la Serranía de Cuenca es uno de esos destinos que no dejan indiferente y que parecen no agotarse. Parajes verdes y húmedos, lagunas encantadas, profundas hoces labradas en la piedra caliza, ciudades encantadas… y agua, mucha agua. Es precisamente el líquido elemento el protagonista de nuestro viaje.

 

Iniciamos el camino en Tragacete. Este bonito pueblo serrano –situado a una hora en coche desde Cuenca– se levanta en el centro de un valle, rodeado de atractivos parajes naturales y de los picos más elevados de la serranía conquense. El paseo por sus calles nos descubre un caserío tranquilo, que invita a recorrer sin prisas sus plazas y calles ajardinadas. A unos tres kilómetros del casco urbano en dirección a Cuenca podemos ver el puente romano, de un solo ojo de medio punto, que salva las aguas del río Júcar.

 

No muy lejos se encuentra el cerro de la Mogorrita, al que llegamos tomando la carretera CU-V-9161 y tras un corto paseo. Desde aquí tenemos unas magníficas vistas de la zona. Estamos en el límite fronterizo con Teruel y muy cerca del nacimiento del Río Tajo.

 

Volvemos a Tragacete, cuna de nacimiento de ríos, arroyos y manantiales. Desde el mismo pueblo sale el carreterín que nos conduce al nacimiento del río Júcar.

 

Adentrándonos en la serranía vamos siguiendo aguas arriba el curso del río. Junto al Molino de la Chorrera se forma una preciosa cascada. Más adelante pasamos por el albergue de San Blas, ubicado en un paraje con mucho encanto y que toma el nombre del estrecho por el que poco a poco se encajona el río. El camino deja de ser transitable para los vehículos y hay que emprender una buena caminata para, tras pasar el llamado estrecho del Infierno, alcanzar el paraje de los ojuelos de Valdeminguete donde se encuentra el nacimiento del río.

 

Nuestra siguiente parada es Vega del Codorno, unos 13 kilómetros al norte de Tragacete. El pueblo es una sucesión de caseríos, al estilo de las parroquias gallegas o de los cortijos sureños. Su “capital” es La Cueva y se llama así por estar literalmente bajo un gigantesco abrigo de roca del cual parte una gruta natural de varios kilómetros de profundidad. En el Barrio del Perchel se encuentra el Centro de Interpretación del Nacimiento del Río Cuervo “Casa de la Herrería” –llamar previamente porque no siempre se encuentra abierto- el lugar perfecto para conocer un poco mejor este singular enclave.

 

A poco kilómetros se encuentra el aparcamiento que da acceso al Monumento Natural, a pocos metros de distancia de la carretera autonómica CM-2.106. El principal atractivo es el Nacimiento del Río Cuervo, que da nombre al paraje. Los senderos entre pinares nos conducen con el rumor del agua cercana hasta las impresionantes cascadas que configuran uno de los rincones naturales más bellos de Castilla-La Mancha.

 

En invierno las cascadas se congelan y la nieve tiñe de blanco las cumbre; la primavera es la época de la abundancia de agua y el verdor de la vegetación; en otoño presenta una sorprendente gama de colores aportada por la caída de la hoja, y en verano aparecen todas las tonalidades de grises de la roca de toba desnuda y seca en contraste con el agua del río.

 

Aunque la visita más popular es el Sendero del Nacimiento -accesible para personas con dificultades de movilidad y para sillas de ruedas-, merece la pena adentrarse un poco más en el entorno; así, podemos retornar al aparcamiento por el Sendero de la Turbera, donde podemos encontrar interesantes elementos etnográficos y naturales. Para los más atrevidos, el Sendero del Pinar realiza un completo recorrido -algo más de 11,5 kilómetros- y nos permite disfrutar de hermosas vistas panorámicas -para lo que habrá que tomar el desvío al mirador del Rincón del Cuervo.

 

Además, y para los amantes del trekkin, en los alrededores del Monumento existe una red de senderos del Parque Natural de la Serranía de Cuenca que contiene 11 rutas aptas para el senderismo y la educación ambiental. Todos ellos están señalizados y tienen diferentes niveles de dificultad.

Oficinas de turismo
Oficina de Turismo de Cuenca (Ayuntamiento)
Plaza Mayor, 1
16001 Cuenca
969 241 051
Oficina de Turismo de Las Majadas
Carretera Vega del Codorno s/n
16142 Majadas (Las)
648 586 459
Descargar folletos

También te puede interesar

Te sugerimos algunos planes que por cercanía están relacionados con este viaje.

Turismo Castilla-La Mancha 2019. Todos los derechos reservados.

Castilla-la Mancha